Vacaciones Yoguis

VacacionesYogui

Por Kat GS

¿Qué imaginas cuando alguien te pregunta como disfrutas un viaje a la playa? En mi caso es sinónimo de descanso, tomar el sol, nadar, comer, dormir y simplemente no hacer nada más que relajarme. Tradicionalmente ese es el resumen de mis viajes a la playa, pero esta vez fue diferente.

La semana pasada tuve la oportunidad de realizar por primera vez un viaje yogui, el destino fue la hermosa playa de Puerto Escondido y el propósito del viaje fue asistir al workshop de Dharma Yoga impartido por el gran maestro Gerson Frau.

Ya había escuchado previas recomendaciones sobre los talleres de este gran maestro y cuando supe de este viaje no dude mucho en inscribirme, realmente sin saber a lo que iba, sobre todo porque nunca había practicado Dharma Yoga .

A diferencia de otras vacaciones, la rutina iniciaba despertando muy temprano para estar lista para la primera práctica a las 7 de la mañana. Iniciábamos el día nutriéndonos con ejercicios de respiraciones mejor conocidos como pranayamas, seguidos de una secuencia de posturas de yoga suaves.

Durante los 3 días qué duró este viaje era muy importante mantener una alimentación sana y balanceada, así que por primera vez en un viaje a la playa no pasé mi tiempo botaneando ni bebiendo cervezas en el camastro.

La segunda práctica más avanzada empezaba a las 4 de la tarde, donde Gerson nos guiaba en una secuencia acompañada de posturas retadoras, inversiones y arcos. El calor de la playa ayuda mucho para que el cuerpo tenga más flexibilidad, pero también hace que te canses un poco más de lo normal.

En una práctica tan fuerte experimentas tantas sensaciones al mismo tiempo, desde reto, fatiga, inspiración, tolerancia, motivación, una montaña rusa de emociones en cada práctica. Lo mejor de todo es que las personas que compartíamos el espacio realmente buscábamos los mismo, conectarnos con nuestra práctica de yoga y dar lo mejor de nosotros.

Gerson no solo es un gran maestro, también es una gran persona. No sólo tiene la habilidad de entender como funciona el cuerpo en las posturas de yoga , también tiene una forma de ser empática y lo muestra en su convivencia con todos los que tuvimos la oportunidad de asistir a este taller. Hoy entiendo porque hay tanta gente que lo admira y sigue.

Sin duda alguna fueron unas vacaciones muy diferentes, pero me llevo una grata experiencia y la motivación de repetir este viaje el siguiente año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s