Godín de día, yogi de noche

GodinDeDia

Por Kat GS

Descubres el yoga, practicas yoga, estudias yoga y haces un gran cambio en tu vida, dejas a un lado tu profesión para dedicarte a la enseñanza de esta bella práctica.

Este artículo no está dedicado a quienes se han atrevido a dar ese gran salto, sin duda alguna tengo muchos compañeros que han logrado el éxito haciendo del yoga  su trabajo de tiempo completo.

Esta nota está dedicada a todos aquellos que conservan su trabajo y dedican su tiempo libre a ejercer su pasatiempo como una segunda profesión. Dedicado a profesionistas que son maestros de yoga, músicos, escritores, pintores, profesores, emprendedores, masajistas, bailarines, artistas.

Tener una doble responsabilidad te lleva a un camino de grandes aprendizajes, ser “godín” de día y yogi de noche me ha traído estas grandes enseñanzas:

Aprendes a administrar tu tiempo

Necesitas organizarte para cumplir con tus proyectos laborales pero respetar el compromiso con tus clases.

Aprendes a decir que “NO”

Tener una segunda profesión limita la disponibilidad de tu agenda, por lo tanto te vuelves más selectivo en las invitaciones que recibes y decides aceptar.

Te ayuda a romper la monotonía.

Todos los trabajos pueden tener su parte rutinaria, tener una segunda profesión le da otro aire a tu día, lo hace diferente.

Valoras más el tiempo de descanso

No voy a mentir, es muy agotador tener dos compromisos, pero cuando llega el momento de descansar lo disfrutas con mucha plenitud.

Te sientes Superman

Es vestir tu traje sastre y abajo traer tu uniforme de súper héroe, con el que salvarás al mundo después de tu hora de salida.

Despierta tu creatividad

Los seres humanos somos capaces de hacer más de lo que podemos imaginar, es mantener tu cerebro activo, despierto y alimentar tu parte creativa.

Valoras más tu trabajo

“El único modo de hacer un gran trabajo es amar lo que haces” esta frase de Steve Jobs tiene mucha razón. Disfrutar tu trabajo te motiva a seguir con tu pasatiempo, ejercer tu pasatiempo te motiva a realizar con cariño tu trabajo, ambos se alimentan, te ayudan a la autorrealización.

Por lo tanto cuando descubres la práctica de yoga no es necesario dejarlo todo para dedicarte sólo a eso, está bien conservar tu profesión si así lo deseas, está bien complementarlo impartiendo clases de yoga. Lo más importante es que al final del camino encuentres satisfacción en todo lo que hagas.

Namaste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s